Venezolano en EEUU: Nos divorciamos después de emigrar

Es difícil. Lo más difícil que he vivido como venezolano en EEUU. Teníamos 8 años casados, dos niños, sentía que había amor, ese que fue tan fuerte para lograr juntos terminar nuestras carreras, tener una casita propia. Pero en EEUU todo se voltió. Nos divorciamos.

Como todo, no éramos el matrimonio perfecto pero… (hace una sentida pausa), hace 5 meses nos divorciamos después del primer año como migrantes en la Florida, Estados Unidos. No es para nada fácil’

¿Qué nos pasó? Esa es la pregunta que todavía me hago. Ella se quedó con los niños, pero seguimos compartiendo su crianza. Yo los busco para llevarlos al colegio y mi exesposa los recoge.

No nos separamos por terceras personas. No pudimos como pareja recomenzar una nueva vida en los Estados Unidos

Quizás estén pensando, ‘¿pa’ qué nos cuenta?’, pero si algo nos faltó intentar fue hablar, buscar ayuda. No pudimos con la presión. Peleábamos hasta por tonterías y nuestros niños se daban cuenta. Si están pasando por algo parecido, ¡busquen ayuda profesional!

Al emigrar he visto que muchas parejas se unen más, otras se separan por infidelidad, y, en nuestro caso, siento que no supimos manejar la presión como migrantes.

Ya yo no era el ingeniero de Maracaibo sino el taxista de Miami. Ella dejó de ser la maestra para trabajar en un restaurante. No necesito, ni quiero dar mis razones, pero si están pasando por algo parecido: ¡Hablen a tiempo!

Nadie tiene todas las respuestas. Lamento lo que nos pasó. Olvidamos que nos amábamos para enfocarnos negativamente en nuestra nueva vida. Eso nos pasó.

¡Comparte este contenido!

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on linkedin
Share on facebook
Share on email

Deja un comentario