Bucaramanga, una ciudad que atrae cada año la inversión extranjera.

Bucaramanga, ciudad ideal para el emprendimiento

‘La ciudad bonita’ o la ‘ciudad de los parques’, así es conocida Bucaramanga en toda Colombia, fuera de ella esta urbe se ha venido ganando en los últimos años un sitial de reconocimiento internacional gracias a la pujanza y calor de su gente, su clima, su cercanía con diferentes pueblos turísticos de Colombia y su potencial económico que atrae la inversión extranjera.

La última encuesta de percepción sobre la calidad de vida realizada por la Red de Ciudades Cómo Vamos (RCCV), reveló que Bucaramanga ocupó en 2019 el quinto puesto como uno de los mejores vivideros del país.

Bucaramanga es conocida como una ciudad con equidad social.
La brecha entre ricos y pobres en Bucaramanga no es tan evidente como en otras ciudades colombianas. Foto cortesía: Óscar Acevedo.

Un dato interesante si tomamos en cuenta que en los últimos años,esta ciudad, ubicada en el oriente de Colombia, se ha mantenido en el top 5 del listado.

Así mismo, Bucaramanga ha sido declarada en varias oportunidades por el Banco Mundial, como la ciudad más próspera de América Latina, según su estudio ‘Competitive Cities for Jobs and Growth: What, Who, and How’ (Ciudades Competitivas para estudios y crecimientos).

Este reconocimiento se da porque la brecha entre ricos y pobres no es tan evidente como en otros lugares del territorio nacional, un atributo que incluso hace despuntar a Bucaramanga como un “buen vividero”, frente a grandes ciudades como Bogotá y Medellín, en donde la diferencia de clases o de estratos es bastante marcada.

De hecho, en los barrios populares de la capital santandereana viven personas con comodidades, en su mayoría comerciantes que se niegan a irse por arraigo a sus costumbres o por tradición.

Bucaramanga, tierra de cosecha para emprendedores

Junto a ese atributo de ciudad con proyección de equidad social, el factor costo y calidad de vida en la capital santandereana es otra razón que gusta, sobre todo a extranjeros. Así lo ratifica el belga Max Hanon, quien hace 5 años pisó por primera vez Bucaramanga y quedó maravillado de lo que consiguió. 

“El tamaño de la ciudad hace que todo sea cercano, el buen clima, la baja contaminación comparada a otras grandes ciudades, la belleza de sus mujeres, la calidez de su gente, la naturaleza en los alrededores, el tráfico que no es tan pesado como en otros lado y su comida, eso me atrajo de ‘Bucara’”, enumeró Hanon. 

Este belga también se percató las grandes posibilidades que tiene esta región para el emprendimiento, por eso montó un reconocido hostal en la región, muy cerca de la Universidad Industrial de Santander (UIS), pues se convenció rápidamente que así como le ocurrió a él, la ciudad tiene un indiscutible encanto que invita a prolongar la estadía y permanencia de los visitantes foráneos.

Ademas, la ciudad cuenta con su propia zona franca, en donde han proliferado innumerables empresas locales y de inversión extranjera, lo que ubica a la capital santandereana como epicentro de desarrollo empresarial y de emprendimientos, jalonando así la conomía de la región. 

Lea también: 4 decisiones acertadas para emprender en Colombia

Razones para enamorarse de ‘Bucara’

Las razones para enamorarse de Bucaramanga son inagotables y lo primero que debemos destacar es que no en vano sus numerosos parques, el verdor que la carecteriza, hacen que sea conocida como un pulmón natural para Colombia y es que no podemos obviar el hecho de que la capital de Santander es una de las más biodiversas del país.

Adicional a esto, su propuesta gastronómica es de las más ricas y asequibles de Colombia, por eso si vas a Bucara no puedes dejar de desayunar con un delicioso tamal santandereano, o una arepa santandereana acompañada con un caldo de huevo. Y si llega la hora del almuerzo estamos seguros que disfrutarás los intensos sabores que solo se pueden cucharear con un mute. Tampoco olvidarás la jugosa experiencia de saborear una carne oreada, la pepitoria o el cabrito.

De paso, te advertimos que cualquier bumangués no dejará que te vayas de su tierra sin que pruebes sus irresistibles hamburguesas con carnes coronadas en sabor con tártara y piña.

Y si hablamos de otros encantos de ciudad, no podemos dejar de mencionar su clima. Durante el transcurso del año, la temperatura , por lo general, puede variar de 20 °C a 27 °C y rara vez baja a menos de 18 °C o sube a más de 30 °C.

Lo que sin duda, hacen de Bucaramanga un sitio ideal para estar con ropa cómoda, hacer actividades al aire libre y planes de piscina. De paso, un privilegio que tienen los residentes en Bucaramanga, amén de su geografía, es que si se aburren de los días calurosos, pueden acudir al frío con solo subir a la Mesa de los Santos, un trayecto que no les demora más de una hora.

Indiosincracia con acento

La cordialidad de su gente es otro elemento imposible de ignorar en esta ciudad colombiana. Puede que al principio su tono y acento los haga pasar como si estuvieran regañando o peleando, pero solo es un tema de su idiosincrasia, pues en general, el santandereano es un excelente y divertido anfitrión.

Pero las razones de amar Bucaramanga no dejan de multiplicarse. La ciudad es potencia en el sector educativo. Sus colegios, por lo general, suelen liderar con los mejores puntajes a nivel nacional en las pruebas ICFES y cuenta con grandes universidades de prestigio, lo que atrae a jóvenes colombianos de diferentes rincones del país, que viajan para continuar su formaciónen esta tierra.

En cuanto al área de salud, no podemos dejar de señalar que La Foscal Internacional y el Hospital Internacional, son dos grandes referentes del país en el sector salud que dan la cara de la ‘ciudad bonita’, como un sitio a la vanguardia de las necesidades médicas y tecnológicas. Cada año numerosos pacientes acuden a estos recintos hospitalarios para recibir asistencia sanitaria.

Ciudad para aventureros

La capital santanderena es conocida también por ser un sitio de encuentro para los aficionados de la aventura y adrenalina, pues en los diferentes municipios cercanos a la ciudad, se pueden hacer deportes extremos que van: desde espeleología (en la Cueva de la Vaca en Curití o en Cueva del Nitro, Zapatoca); Bungee Jumping (San Gil); Cable Bungee (a 2 km de San Gil por la vía a Charalá); parapente (en el imponente  cañón del Chicamocha); canotaje (en el río Fonce) y  rafting (en el río Suárez); o hasta escalada en roca (en la Mesa de los Santos).

Y si se desea vivir un plan aventurero con la familia, una opción es hacer Trekking en Pinchote, una experiencia que combina distintas actividades extremas tales como planchas fijas, escalera de vértigo, telaraña, salto de tarzán y hasta puentes colgantes.

Para los amantes de la noche, pueden tener la certeza de que la movida nocturna de la ciudad es bastante interesante.

Además, los restaurantes y la facilidad de visitar distintos pueblos cercanos cada fin de semana hacen de la ciudad un sitio ideal para todos, bien sea para planear vacaciones en familia o en pareja.

Y tú, ¿qué otras razones agregarías para enamorarnos más de Bucaramanga?

¡Comparte este contenido!

Share on whatsapp
Share on twitter
Share on telegram
Share on linkedin
Share on facebook
Share on email

Deja un comentario